Recursos

Resources: 

Usted ha comprobado y re-comprobado su presupuesto. Usted ha revisado los números y sabe qué tipo de casa  puede pagar. Sabe la diferencia entre la tasa de interés y tasa de porcentaje anual (APR). Usted está listo para comprar una casa o refinanciar.

Pero, ¿está listo para elegir a su prestamista? No tome la elección de su prestamista como algo a la ligera. Aquí están algunas cosas que debe considerar:

PROFESIONALISMO

Usted quiere trabajar con un verdadero profesional hipotecario - un estrategista hipotecario que tenga acceso a todos los programas disponibles. A pesar de que usted ha hecho un gran trabajo de investigación y ha revisado los números, un verdadero profesional hipotecario debe aportar un valor añadido a la transacción, ya sea una nueva compra, nueva construcción o refinanciamiento.

REPUTACIÓN

Hay muchas compañías hipotecarias por ahí. Haga su tarea. ¿Cuánto tiempo han estado en el negocio? ¿Han sido reconocidos por sus niveles de servicio? ¿Son miembros de la Cámara de Comercio local? Pregunte a sus amigos y familiares: ¿cuáles fueron sus experiencias? Pida referencias. Los oficiales de crédito ahora están obligados por ley a tener una licencia y estar registrados en el sistema de licencias de Nationwide Mortgage (NMLS).

SERVICIO

Usted va a trabajar en estrecha colaboración con esta empresa por un tiempo. Es un proceso complejo. Se necesita una persona de confianza con integridad para navegar el proceso. Confíe en sus instintos. ¿Cuál fue su primera impresión? ¿Alguien lo recibió en el teléfono de inmediato? ¿Ellos contestaron sus preguntas a fondo sin demasiada jerga de la industria? ¿Se sintió presionado para presentar una solicitud antes de que estuviera listo? ¿Estaban interesados en usted y sus necesidades? ¿Lo escucharon?

SELECCIÓN DE PRODUCTO Y PRECIO

La selección de productos es importante. Pregunte a su agente de préstamos de cómo él o ella le ayudará a determinar qué tipo de préstamo se adapta mejor a sus necesidades. Preste atención a la tasa de interés de la hipoteca, los honorarios del prestamista y los costos de cierre y esté 100% seguro de que está comparando manzanas con manzanas. Por ejemplo, las hipotecas de tasa ajustable (ARM) suelen tener bajas tasas iniciales que subirán después de tres, cinco o siete años. En el caso de las hipotecas a plazo fijo, préstamos a corto plazo suelen tener tasas más bajas que los préstamos a largo plazo. Las tasas de interés pueden ser similares de una compañía a otra, pero las tasas pueden variar, así que es sabio entender las diferentes tarifas. Además, las tasas cambian diariamente, a veces más de una vez al día, por lo que si usted está comprando tasas, asegúrese de que sean para el mismo tipo y término del préstamo, con el mismo período de cierre de tarifa y en el mismo día. Requerido por la ley, un estimado de buena fe (GFE) es una herramienta útil para la comparación, si se tiene en cuenta los cambios en la tasa del día a día.

RESUMEN

El prestamista hipotecario que usted elija y cómo usted maneje esa hipoteca afectará dramáticamente cada aspecto de su bienestar financiero. No haga una decisión hasta que sienta que usted está bien informado y que el prestamista hipotecario considera su mejor interés una prioridad. Un buen agente de crédito hipotecario estará allí para usted después de que se cierre el préstamo y usted se asociará con alguien en los próximos años, SI usted encuentra el apropiado.